1 vote, average: 3.00 out of 51 vote, average: 3.00 out of 51 vote, average: 3.00 out of 51 vote, average: 3.00 out of 51 vote, average: 3.00 out of 5 (1 votes, average: 3.00 out of 5)
You need to be a registered member to rate this post.
Loading...
Bicho[DBZ]

Nuestros Queridos Viejos de Mierda.

by Bicho[DBZ]

Los viejos saben
no escucharnos, lástima que a veces
no lo sepan disimular

Últimamente estuve viendo en el foro que muchos de los lienzos son acosados por viejos chotos, esos viejos que todos nosotros encontramos alguna vez en la vida, solo para desearles que el nicho tenga goteras, o que los gusanos que se ocupen de ellos los insulten al oído mientras se los comen, como le gusta que le hagan a Anrés “Lupine Wolf” Olivera…….mientras se lo comen….(me contaron).

Su servidor, ha tenido también muchas historias con los viejos, sin ir mas lejos, pero como yo developié un odio para esa clase de gente, ya les contesto sin ton ni son (que no se que carajo quiere decir pero seguramente es acorde a esta situación). Una vez iba yo en el colectivo, con mi “hermano” y yo iba en el asiento de delante de él, después de mucho viaje (once – lugano) en el 56, una vieja a la altura del puente de Eva Perón se me planta al lado cual luchador de sumo y se queda ahí por unos minutos, yo me había dado cuenta que me estaba taladrando la cabeza con la mirada, pero ni me mosquié porque estaba en la 5ta fila del bondi, entonces mi “hermano”, se levanta y le da el asiento (porque él, era un reverendo pelotudo, ahora ….solo es pelotudo), entonces la vieja cuando el otro se levanta, me mira MAL y me dice, “él si es un gauchito, no como vos” a lo que no tuve mas remedio que contestarle “vió, yo , soy un hijo de puta, pero él …. él es gauchito”.

“Qué haces Rogelio?”
“Dejame que te la chupe
un poquito”
“Ok”
Puto viejo

Otro día, me encontraba caminando apurado para ir a trabajar, cuando paso raudamente por al lado de un viejo acompañado de una señora de la misma edad aproximadamente, cuestión que en el segundo en el que paso, el señor decide que el poyo que venia masticando hacia 3 cuadras, ya estaba listo para aprender a volar, y le dio un empujón como para que éste pueda perforar el piso y llegar hasta la estación de subte que había a esa altura de Esmeralda. Tanta es la suerte del boludo que les escribe que este raudo poyo, me fue a pegar justo en el pié. Pocas formas de describir mi cara puedo encontrar en este pobre teclado, pero casi hasta sentí dolor en el pié cuando el poyo hizo un aterrizaje de emergencia en él. Finalizado este triste cuadro, me dispongo a insultar a este señor hasta dejarlo con lágrimas en los ojos, cuando me doy cuenta que es un viejo, recordé que los viejos son totalmente inmunes a los insultos, y le dije “No te voy a decir nada, simplemente voy a dejar que pienses todo lo que me hubieses dicho si hubiese sido yo el que te escupiera el pié a vos, todas esas cosas que me hubieras dicho, te deseo el doble”. Ni con este teclado, ni con un identikit podría describir la cara de ese señor, ni la paleta de colores me alcanzaría para describir todos los colores que entraron en su cara en ese momento.

“Vamos vieja apurate”
“Ya va querido (viejo de mierda
por lo menos yo tengo el torso
mas acorde con mis piernas)”
“Está bien (pero estaba mejor cuando
no tenias las tetas en las rodillas)”

En otra ocasión me encontraba yo con alrededor de 16 años en la 1er fila del colectivo contra la ventanilla, el bondi era el 7, yo me iba del centro hasta mi casa en Parque Chacabuco, cuando a la altura de Boedo, la señora que estaba al lado mío le intenta dar el asiento a una vieja que además tenia el agregado de ser gorda, en ese instante la vieja le dice “no, ya me bajo, pero gracias igual por la intención, ya que los jóvenes de hoy parece que no conocen el respeto, pero bueno, son las cosas que les deben enseñar en la escuela nocturna”, después de este monologo digno de Tato Bores, la vieja que se intentó parar ya puso cara de “nada de esto puede terminar bien”, calculo que debe ser porque me vió la cara de ira que tenía yo a mi corta edad. Estos cumplidos de la vieja dieron inicio a un estallido nuclear dentro de mi cabeza, una ira desenfrenada recorría mi cuerpo de una forma tan violenta que muchas veces me pregunte porque no me levante y la cague a trompadas a la vieja esa. Desgraciadamente lo único que atiné a hacer fue decirle “Todo lo contrario señora, en la escuela, a la cual asisto a la tarde, me enseñan a que hay que ayudar a los ancianos dado que ellos ya están llegando al momento final de sus vidas y en la medida que podamos no esta mal darles los gustos, en este momento vengo de inglés, lo cual usted hubiese notado si hubiese podido leer la tapa de este libro que tengo arriba de todo y que se lee perfectamente, claro que asumo que usted no tiene la menor idea de cómo se

Alguien que le explique
qué es eso que tiene
adelante

habla inglés y tampoco tiene la menor intención de pensar que a mi edad también un ser humano puede estar cansado por haber empezado el día muy temprano y terminarlo a esta hora, seguramente (dirigiéndome a la puerta del colectivo) usted tuvo un día muy ocupado mirando telenovelas y/o tejiendo pelotudeces, lo que me resulta extraño es que esté arriba de un colectivo dado que como sus hijos nunca fueron al colegio nocturno seguramente deben tener mucho dinero y tiempo libre como para llevarla en alguno de sus coches… o será que no la quieren ni ellos (y me bajé del colectivo que ya se había detenido y el colectivero se estaba parando para bajarme a patadas, pero no le di el gusto)”.

En fin, tampoco desmerezco a todos los viejos dado que mi abuela es una maza y como sabe que la edad que tiene no le permite viajar por el mundo sola, únicamente va hasta el almacén de la esquina, o a otros lugares donde la lleva mi mamá. También cabe destacar que este país no los trata del todo bien a nuestros abuelos, pero eso no les da derecho a tratarnos como el ojete a los jóvenes, porque si nos tienen envidia por jóvenes, ellos en algún momento lo fueron y nosotros en algún momento vamos a ser viejos también.

3 Responses to “Nuestros Queridos Viejos de Mierda.”

  1. Fenix Fenix says:

    Tal cual, a mi una vez también me pasó. Venía muy malhumorado y no recuerdo por qué, pero cuando venía sentado una señora de unos 50 pirulos me pregunta si me podía dar el asiento… medio como que tardé en sacar mi mirada de la ventana para mirarla a la señora, sí, fue con toda la paja del mundo, y la miré mal, pero MUY mal. Casi hasta quedó asombrada de tanta hostilidad visual y se fué!

    Eso sí, después me sentí re mal.

  2. FherchuPomelo FherchuPomelo says:

    Jaja para mi Bicho es un bardero!! xD

  3. Me gustó, me gustó.. Jaja
    aunque no creo que realmente hayas dicho todas esas cosas.
    Hay qe mirarlos con carita de suficiencia… y listo!

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.