7 votes, average: 4.43 out of 57 votes, average: 4.43 out of 57 votes, average: 4.43 out of 57 votes, average: 4.43 out of 57 votes, average: 4.43 out of 5 (7 votes, average: 4.43 out of 5)
You need to be a registered member to rate this post.
Loading...
Lupine

Creando un ninja

by Lupine

La cara de mal

Fiesta fiesta, Gianni Lunadei. Tras un mes sin updates y viendo que Bicho me fallo una vez mas, no me queda otra que elaborar algo con lo que tengo. No tengo mucho ya que no paro de jugar al lineage 2, ya sea haciendo chistes faciles o demostrando galanteria ante las elfas oscuras. Como sera este juego que hasta Bicho se hizo una orca y se puso a jugar. Mientras se caia el server recordé que nunca hable sobre un acontecimiento importante de este año: cuando mi novia me regalo un gato.

Siempre me gustaron los felinos, pero este tenia algo especial. Era todo negro. Un gato todo negro tiene un solo destino, y quien mas que yo para guiarlo por ese camino: ser el ninja mas chulo y temible de todos los tiempos. Tener una mascota es como tener un hijo, por lo cual tome como guía al catolicismo. Debía infundir en el pequeño un régimen de terror y opresión con dos posibles finales:

a) Que no pueda hacer nada sin temer la terrible retribución de su Dios (yo), llevando una vida casta pero completamente a mi merced.
b) Que se alzase contra mi para un día derribarme mientras le grito “ENTREGATE A TU ODIO” y finalmente muriendo con sus garras en mi cuello, sonriendo y diciéndole “tu entrenamiento ha finalizado”.

Con la excitación que solo se siente al tener un nuevo objetivo en la vida o al ver ciertos documentales en Animal Channel llame al pequeño “Lucifer Sam” y comenzó su camino.

Etapa Uno: Adaptacion

Los primeros días de Lucifer fueron angustiantes para el y para mi. En vez de una sedienta maquina de matar me encontré con un gato cagon. Mas de una vez lo subí a una repisa sobre mi cabeza y le gritaba que salte a la cama, a lo cual el me miraba temeroso. Grande era mi frustración cuando en vez de saltar y empezar a practicar patadas voladoras el muy puto se quedaba agachadito y pegado a la pared, hasta que le gritaba cosas en alemán y me abalanzaba sobre el, logrando mi cometido para desilusionarme de nuevo al ver que caía de costado o de espaldas. Lo UNICO seguro de un gato es que cae siempre parado, como la Pradon, en este caso no. Dude por momentos si no era un perro muy afeminado pero en la veterinaria me lo negaron. Esta no era la única piedra en el camino del ninja.

Caminaba por toda la casa con el estomago contra el piso, temiendo que el cielo caiga sobre su cabeza como un galo. Esta extraña actitud era tomada por mi novia como un natural miedo a su nuevo hogar y creíamos que pasaría con el tiempo. La mejor solución para los miedos es enfrentarlos, por lo cual cada vez que lo veía caminar de esa manera le lanzaba objetos contundentes sobre su cabeza. Tampoco funciono.

Nada dice amor como un mordisco
a las zonas vitales

Cuando no deambulaba escapando de los misteriosos proyectiles que caían randomicamente desde el cielo, se mantenía oculto debajo de un sillón. Este lugar pasó a ser su laboratorio secreto y en intervalos regulares salía a buscar cosas. Periódicas inspecciones revelaban toda clase de objetos ahí abajo, como encendedores, fósforos, mis llaves, pilas, papeles, pedazos de repisa, etc. Estaba claro que quería construir una nave para escapar de mí, como esa película de los pendejos que agarran una carretilla y arman una avioneta, por lo cual decidí que prosiga ya la posibilidad de ver a mi gato con los anteojitos de aviador era algo que valía la pena esperar.

No se si algún día podría haber escapado, pero nunca lo sabré ya que un día mi novia vino a casa y viendo que hacia un mes que el gato no salía de abajo del sillón mas que para comer y cagar (esquivando misiles, claro esta), decidió que yo no le daba suficiente amor. JA! Dios es amor, le dije apuntándola con un dedo acusador, pidiéndole que jale de el y cagandome estrepitosamente, destruyendo simultáneamente mi credibilidad y el oxigeno disponible. Tras abrir ventanas, agarro al gato y lo acuno en su pecho por unas horas. El resultado final: me emputecio el gato.

Desde ese momento Lucifer dejo de vivir debajo del sillón, pero al mismo tiempo empezó a descreer mi autoridad. Pronto tuve que abandonar la idea de su crianza asesina, ya que nuevamente alimento mi teoría de que no era otra cosa que un perro raro. Además de lo de caer parado, todo gato tiene gracia. Es innegable. Mi gato, no. Mi gato se rasca una pata y se cae al piso. A veces esta durmiendo, se estira, rueda un poco y se cae de la cama. Mis ilusiones fueron destruidas como una copa de cristal en una licuadora, dentro de un agujero negro, dentro de una licuadora más grande. En ese momento, comenzo una nueva etapa:

Etapa Dos: Los incidentes

Así llamo a peculiares ataques que comenzaron un buen día, creo yo por la mezcla entre mi régimen de terror y el embole épico que se venia pegando el pobre felino. Estos ataques se caracterizaban por los siguientes comportamientos:

Permanecer completamente quieto observando la pared a centímetros de distancia, en lo que yo daba a llamar “la penitencia Blair Witch”.

Subirse a la cama, taparse con la sabana y observarme durante minutos enteros con una mirada similar a la de un reno que esta por ser atropellado en la ruta. Si lo llegaba a mirar no hacia otra cosa que mirarme MAS fijamente, cosa imperceptible con solo divisar la escena, pero que se hacia claro por un cosquilleo en la garganta y la sensación que mi gato intentaba ahorcarme con la mente como Darth Vader a un subteniente incapaz.

Dada la frustración de sus fallidos intentos de homicidio, otro comportamiento peculiar era sufrir espasmos espontáneos como si fuese poseído por un poltergeist epiléptico que vio cualquier separador de MTV. Una vez cesados los ataques, largaba un grito onda “brrrrrrrrrrr” y se impulsaba a una velocidad de 70 nudos per pomo hacia destinos elegidos al azar, no siempre despejados de obstáculos o paredes enteras, concluyendo en un golpe muy cómico seguido por mi risa burlona y un inaudible sonido de su dignidad quebrándose en mil pedazos.

Poniendonos de acuerdo

Por ultimo, tenemos una actividad que doy a llamar “Xtreme Licking” . Al ser un gato ninja y chulo, no puede hacer sus tareas habituales en forma común. Los grandes maestros del Kung-Fu y Dog-Chow han demostrado esto en varias ocasiones, tales como cuando Chuck Norris preparaba una ensalada waldorf usando un escarbadientes y colgado de una gamba, o cuando Jackie Chan le pegaba un grito a un pollo y al instante tenia una suprema maryland.

El Xtreme Licking se puede apreciar cuando el Ninja irrumpe en mi cuarto a velocidad mach 5, salta sobre la cama, comienza a rodar por la misma y sin detenerse entra a lamer furiosamente su cuerpo, ya que parte importante de ser un shinobi es verse bien. A veces nota que la fricción contra la cama contrarrestra sus lamidas, por lo cual toma carrera, vuelve a entrar al cuarto y saltar sobre la cama pero esta vez pica en ella y hace un fli-fla junto a sus frenéticas lamidas, estrellándose contra la pared pero viéndose como un galán.

Unos meses mas tarde de todos estos eventos, era necesaria una relación mas interpersonal entre nosotros dos… dando lugar a:

Etapa Tres: Comunicación

Como es sabido, los gatos se comunican por lo que llamamos “maullido”, un sonido que cualquier puede reconocer. Lucifer se niega a maullar como un gato común y en cambio se limita a 3 tipos de emisiones sonoras:

El Mute: En este maullido, Sam abre la boca y simula maullar, emitiendo un sonido inaudible para el oído humano pero que altera los movimientos teutónicos de Tokio y alrededores. Mientras que es importante para su crianza de asesino implacable que acabe con vidas, prefiero algo mas personal y chulo.

Esta obnubilado mirando mi pie.
Asi de fascinante es su vida.

El Bufido: Cualquiera que se haya cruzado alguna vez con un gato conoce este sonido, como alguien diciendo Joder! pero quedándose en la primer letra ad infinitum, acompañado de una retracción de las orejas y una actitud desafiante. Normalmente es utilizada para trasmitir la idea de “Es de mi profundo interés que en este momento particular no me rompas las pelotas, y si mi bufido no lo logra, tengo 2 garras que pueden ser mas claras. A propósito, me eche un clorazo en tu almohada. Que vas a hacer, puto? Puto puto puto ptui ptui.”. Mi gato en cambio me tira un bufido cuando llego a casa, cuando le doy de comer, cuando se va a acostar, cuando prendo la tele, cuando me pongo medias o cuando abro la heladera. Es posible que quiera decirme algo importante que requiera de mi inmediata atención, yo en cambio prefiero perseguirlo con la aspiradora para que recuerde quien manda.

El Chillido: Acercándose a un maullido pero fracasando miserablemente, se encuentra este tercer sonido. Imaginen un miau, ahora quitenle todas las letras menos la “i”: así suena. Nada es mas descorazonante cuando uno esta tratando de crear una maquina de destrucción que escucharlo gritar como un murciélago al que le han roto el corazón. Además, como si no fuera de por si un maullido maricon, tiene una tonada como reclamando que algo invada su ano con urgencia.

Con todo esto, últimamente se le dio por quererme. Abrimos entonces la ultima etapa:

Etapa Cuatro: El amor.

Mas allá de todo, yo soy su padre de alguna manera, y como tal el tiene formas de demostrarme afecto. Estas son:

Se sabe que un gato suele frotarse contra el cuerpo de quien le muestre atención, normalmente poniendo mayor énfasis en las zonas de la cabeza y cuerpo medio. Ninja en cambio tira culazos para demostrar que me quiere. Con gran amor se acerca a mi y gira su cuerpo 180 grados para pegarme un golpe de ano, frotarse toda su parte trasera contra mi, y repetir el proceso. Su ya mencionada torpeza causa que a veces al tirar todo su culo contra mi dirección general, le erra y es lanzado de la cama por la inercia de su propio ojete. Diversión para toda la familia.

Sorprendido por la camara, segundos despues
golpea al fotografo con una guia telefonica

Cuando no esta haciendo esto, duerme conmigo. Solo interrumpe su idilio para estornudar de vez en cuando, lanzándome unos mocardos con la precisión de un F14. Esto engancha con el hecho que tiene una otitis que se niega a desaparecer, o si lo hace solo es para volver en forma mas fuerte y extravagante que antes, como Madonna. Si no saben que es la otitis son como mocos que se forman en el oído, y es fácil detectar cuando un gato la tiene ya que cada vez que sacude la cabeza se escucha algo similar a un globo de agua batiéndose. Reconozco que se podría haber curado mas rápido si lo hubiese tratado con tiempo, pero verlo caminar, sacudir la cabeza y escuchar campanadas acuáticas era demasiado divertido. Lo tuve que tratar cuando ante cada sacudida volaban mocos para todos lados, similarmente al bóxer de esa película con Tom Hanks y dejando todos mis ambientes como si le hubiesen puesto un petardo a una babosa.

Un hijo muchas veces vuelve contento a su casa con una “A” en el boletín, mostrándoselo a su padre orgulloso mientras este lo toma en brazos y ambos giran y giran riendo y luego se comen un yogur Ser. Mi gato caza alimañas las cuales sobran en mi cueva, para luego presentármelas en santa ofrenda sobre mi cama. Como quizás no es suficiente con traer cucarachas moribundas a mi sabanas limpias, a veces se ve en la necesidad de tomarlas con su manita y esparcir sus cadáveres todo alrededor, dejando fragmentitos de patas y demás por todo mi lecho. Nada dice “Te quiero Pa” como un ciempiés desmembrado, y el lo sabe.

Esta vez falle. Mi proyecto de arma letal se transformo en un gato imbecil. Por lo tanto respiren tranquilos, todavía están a salvo, y aprovechen de ahora en mas su vida como nunca, sabiendo que los próximos pueden ser los últimos años de paz y tranquilidad en sus vidas, por una simple razón:

Algún día voy a tener un hijo.

7 Responses to “Creando un ninja”

  1. FherchuPomelo FherchuPomelo says:

    Bueno ya q todos comentan un update de hace mas de 4 años…me tengo q jugar y hacerlo también O.o
    Yo te creo Lupine…el gato te llevaba todo eso en ofrenda. Además como las cucarachas dejaron de ofrecer a sus vírgenes en santo sacrificio, el gato les ahorró el trabajo de llevartelas hasta el cuarto xP

  2. KariFrican says:

    Bueno, yo también voy a comentar un post desde hace más de 4 años… Asi que solo voy a decir un cosa: Lupine… Te amo.

    Ya está, lo dije.

  3. Bowen says:

    OK, comento un update de hace mas de 4 años… pero va XD

    Si tu gato te trajo a tu cama un animal muerto no es porque te lo quiere regalar, es porque piensa que no sabés cazar, y te quiere enseñar. Y si se te queda mirando, es porque está esperando que te LO COMAS.

  4. ME ENCANTO MIERDA! Jajaja
    ese gatito es hermoooso, además!

  5. Mako says:

    Tras leer este update, no pude evitarlo. Pensé “este buen muchacho no entendió NADA sobre la obra y gracia felina”.
    No es mi intención calumniar al 95 % creativo de esta joyita de página, ojo, pero se hace evidente que tras renglones de halagos fue inevitable creerse omnipotente (así es la naturaleza humana u_u), abriendo paso a un “nadar contra la corriente”.
    Por qué digo esto? Más de uno se podrá preguntar (al margen, sí soy conciente de que comento sobre un update de hace ya más de 4 años –> más vale tarde que nunca). Hete aquí la respuesta: gatos… son ELLOS quienes nos entrenan a nosotros, y no al revés. Para ilustrar mi punto econtrarán 5 videos en http://www.simonscat.com/films.html , que econtrarán muy didácticos.
    Desde ya, muchas gracias por su tiempo-espacio cibernético y felicitaciones por el site, durante una semana viví a base de sus post.
    Hacia el infinito y más allá!
    Mako-Chan

    • Wolfgang says:

      😐
      Este… creo que el que malinterpreto el update fuiste vos, esta es una pagina en la que, creo, predomina el humor (con todo respeto, creo que si alguien cree que LIA es una pagina seria tiene un pequeño problema). Yo llevo viviendo facil 3 años a base de posts de Lupine, y puedo asegurarte que la misma persona que escribio este update debe entender bastante mas de “la obra y gracia felina” que muchos de nosotros… Puede ser que hallas malinterpretado el mensaje porque no viniste a buscarlo con la idea de reirte, sino que no sabias con que te ibas a encontrar; o lo entendiste bien pero sos un inconformista, da igual; lo que te puedo asegurar es que este update no pretende en ninguna manera ofender la naturaleza de.. los gatos. Ni que fueran a presentar una demanda judicial ¬¬

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.