1 vote, average: 4.00 out of 51 vote, average: 4.00 out of 51 vote, average: 4.00 out of 51 vote, average: 4.00 out of 51 vote, average: 4.00 out of 5 (1 votes, average: 4.00 out of 5)
You need to be a registered member to rate this post.
Loading...

Lo que me costó el amor de Arley

by Cruel_Angel

“Se ha dicho que los hombres hacen todo lo que hacen con el único fin de levantarse minas”. – Joseph Stalin

<3 !!1

Salud amados lectores y perturbadores stalkers. Los saluda Cruel Angel, o lo que queda de él. Lo admito: no estoy pasando por mi mejor momento. Hubiera deseado subir ese divertidísimo update sobre microorganismos unicelulares, pero la realidad prevalece en esta oscura noche. Hace una semana mi vida cambió y ahora no soy sino una sombra de ese rico chico que una vez fui. Permítanme contarles mi historia.

Todo empezó hace unos diez días —o quince años, tengo problemas para recordar los detalles menores—. Encontrábame sólo en mi depto haciendo lo habitual, escuchar remixes de Machito Ponce y bajar porno gore, cuando una ventanita del amor se abrió en mi escritorio. Ahh Arley, aún recuerdo como si fuera hoy esa primera conversación de MSN.

Arley dice: olish lindo
Cruel Angel dice: juju empezamos mal. quién sos?
Arley dice: me pasaron tu dire y t agrege. soi arley
Cruel Angel dice: lo supuse, el nick te delata
Arley dice: tengo 18 y soy de bsas. keres foto?
Cruel Angel dice: y dale. cuanta menos ropa, mejor

Me envió un primer plano de su ojo tomado con una webcam mala de cyber. Por lo poco que pude distinguir, me pareció hermosa. Una sensación extraña me sacudió por dentro, recorrió mis nervios, envolvió mi columna y emergió al exterior en la forma de un pedo suficientemente tóxico para matar a mi gato que dormía a mi lado. Lo supe inmediatamente, estaba enamorado.

Cruel Angel dice: wow, sos re linda. me encantás. te cortaría la cara con un cutter y la guardaría en el freezer para poder tenerte siempre a mi lado
Arley dice: jiji que coshas desis. kiero conoserte
Cruel Angel dice: dale. querés venir a mi depto así nos revolcamos un rato? esta un poco sucio así que tenés que tener las vacunas al día, pero no es tan malo cuando te acostumbrás. es de esos lugares que entrás si querés y salís si podés
Arley dice: nu, mejor veni a verme vos. el domingo voi a estar en Megacomics
Cruel Angel dice: lo qué?

Sin razón aparente ni explicación lógica, un tango comenzó a sonar en mi Winamp y Arley empezó a cantar vía MSN, cosa que deduje por sus constantes (8). Curiosamente, esta vez no cometió ni una falta de ortografía.

Usted, pierda la razón
Anhele mis labios,
Mi infiel corazón.
Usted, encontrará en mí
El negro y el rojo
Dolor por venir.

No sea tierno,
Rompa su destino.
Hágase grande
Que el momento es hoy.
En este infierno
Marcado hay un camino.
Venga a buscarme,
En la expo estoy.

Megacomics, el nombre.
Un solo lugar
Repleto de locos
Que vienen y van.
Refugio de tribus urbanas,
Lugar indicado
Donde tirar bengalas.

Arrástrese hasta aquí
Buscando una seña
Que de con la dueña
Del beso que no di.
Compórtese hombre
Y vengase nomás,
Que siempre hay espacio
Para un loco más.

Por eso le digo,
Querido Rodrigo,
Deje de tocarse
Y preste atención:
Domingo a la tarde,
Venga a buscarme.
Lo estoy esperando
En la exposición.

Y dicho eso, se desconectó.
Ustedes no me lo van a creer, pero fui. Fui a ese infierno de geek-otaku-gamer-darkie-alterno- floggers a buscar a mi amada.

Tres años de ADSL mataron el 70% de mi alma.
Esta foto se encargó del resto.

Decir que ese domingo llovía un poco es como decir que Little Boy hizo un poco mierda Hiroshima (N. del E.: los chistes históricos apestan, pelotudo). Me bajé del bondi y la primera gota que me cayó en la cabeza me tumbó al suelo, me hizo el amor desenfrenadamente y no me llamó al otro día. Me arrastré como pude hacia la puerta del predio, en todo momento rogando por mi vida, muy para el desagrado del vendedor de pirulines. Entré y la situación no fue mejor. Me encontraba solo, a la deriva en un barco con una bomba que detona si bajo de 50 km/h, rodeado de submarinos nazis disparándome torpedos llenos de ántrax con “La tormenta perfecta” a babor y “El día después de mañana” a estribor. Y sin forros. Intenté divisar a la niña entre la muchedumbre pero los freaks eran demasiados. Probé poner a prueba mis poco desarrolladas capacidades sociales y me acerqué a preguntarle a un venerable anciano si había visto a Arley.

Cruel Angel: (tocándolo en el hombro para llamar su atención) “Disculpe…”
Venerable anciano: (volteando hacia mi, con sus ojos inyectados en sangre y una sonrisa frenética) “¡Tengo maná! ¡Tengo maná! ¡¿Querés maná?!”
Cruel Angel: (retrocediendo) “¡Aahhh no me haga daño por favor! Tengo una estructura ósea muy frágil”
Posteador de foro: (al amigo) “Kenshin, vení mirá, es el flaco de LIA. Vamos a darle”
Cruel Angel: “No, no soy. ¡Ayuda!”
Coleccionista de granos: (entrando en escena y agitando un mazo de cartas) “¡¿Me tradeás un charmander rare?!”
Cruel Angel: “¡No me toques! ¡Arley!”
Gronchótika: (apuntándome con el celular con cámara) “¡Quieto! ¡Esto va para el flog!”
Cruel Angel: (colapsando al suelo en posición fetal, llorando desesperadamente) “Estoy sucio… Estoy sucio…”

Fue en ese momento de absoluta desesperación que una mano firme me levantó. Sorprendentemente, era un muchacho de aspecto normal. Distrayendo a la muchedumbre con gritos de “hay una fila para mamarle la verga a Leandro Oberto en el stand de Ivrea” fue despejando el camino y pudo llevarme a un lugar seguro.

Cruel Angel: (jadeando) “¿Quién… quién es usted?”
Desconocido: “Podés tutearme, tengo tu edad”
Cruel Angel: (aún jadeando) “¿Quién… quién es usted?”
Desconocido: “…Soy una Persona Normal. Hace dos días vine a acompañar a un amigo, pero el desdichado ha sucumbido a la visión de La Perra del Body Painting. Desde entonces estoy deambulando aquí sin saber cómo escapar. Me llamo Francisco”
Cruel Angel: (debido a su alto colesterol y mala alimentación, todavía jadeando) “¿Puedo llamarte Jueves?”
Francisco: “…Si”
Cruel Angel: “Estoy buscando a una chica, Arley. Dijo que vendría hoy a esta exposición”
Jueves: “No la he visto, pero podemos hallarla. Sígame. Seré su Caronte en este infierno”
Cruel Angel: “Caronte las bolas. Vos te llamás Jueves y punto”

Anibal “Bicho[DBZ]” Capotorto disfrazado de
su héroe favorito. Lo vi sacarle el teléfono
a doce minas (cleptomanía).

Mientras avanzábamos entre las hordas infernales, Jueves me iba explicando la naturaleza de cada persona y de cada tribu. En sus dos días de estadía había aprendido mucho de aquellas bestias infrahumanas.

Jueves: “¿Ve allí, aquellas mesas en la esquina?”
(Señaló a una decena de jóvenes adultos con sobrepeso, colita y barba en el cuello)
Jueves: “Son los Jugadores de Rol. A veces juegan con naipes extraños, a veces con soldados de resina. En ocasiones uno lee un libro y los demás solo lanzan dados de 80 caras”
Cruel Angel: “No parecen malas personas”
Jueves: “No son personas. Son retorcidas aberraciones de personas. Viven en sótanos polvorientos, aislados de la luz del sol y de cualquier otro ser humano que no sean sus padres. Una vez al mes logran superar su fobia a los árboles y las nubes y se reúnen en lugares como este o en Burguer Kings. Algunos programan C++”
(Señaló hacia otra dirección)
Jueves: “Y vea allí, esas muchachas vestidas de negro con mochilas de Jack forradas en pines”
Cruel Angel: “¿Esas? Creí que eran cestos de basura”
Jueves: “Son las Gronchótikas. No permita que le hablen. Le leerán horrenda poesía sobre cuervos y tumbas y ya no podrá escapar”
Cruel Angel: “Este lugar es el averno. Jamás creí que-”
Jueves: (deteniéndose en seco) “Cuidado, un Metalero”
(Un joven bajo de peso, de pelo largo, anteojos y remera de Sonata Arctica pasó corriendo a pocos metros, agitando una espada al grito de “Ulan Bathor!”)
Cruel Angel: “No nos desviemos del camino, he venido aquí a buscar a mi amada. ¿Cómo puedo encontrarla?”
Jueves: “Estos personajes —aún en su condición de locos de mierda— poseen información útil. Están dispuestos a compartirla, por el precio justo, claro. Puede preguntarles sobre el paradero de su amada, pero por cada pregunta que haga deberá pagar con tres…”
Cruel Angel: “¿Años de mi vida?”
Jueves: “…Pesos en monedas. Salen de acá y se van a jugar Pump It Up. Todos”
Cruel Angel: “Bueeeeno, tres mangos no es taaaanto. A ver, probemos con algún freak elegido randomicamente. Hmmm este pendejito”

Me acerqué a uno de los niños jugando “conter” en una de las pcs del sector de las pcs donde se juega “conter”. El muchacho debía tener unos diez años por lo que supuse que el gen de la locura aun no se habría activado.

Cruel Angel: “Epa campeón, te jodo con una pregunta. ¿De casualidad no viste-”
Pendejito: “¡Me hiciste perder!”
Cruel Angel: “Bueno, ahora respawneás. Cuchame, de casua-“

No me dejo terminar. El muñeco me miro con una expresión diabólica digna de Chucky cuando hacia terror en vez de comedia y saltó sobre mí, arañándome el rostro con sus garras retractiles y mordiéndome la traquea, con colmillos también retractiles.

Cruel Angel: “¡Ahh sacámelo! ¡Sacámelo!”
Jueves: “¡Hágale la pregunta!”
Cruel Angel: “¡¿No viste a Arly?!”

El mocoso se incorporó y limpió mi sangre de su boca, como si jamás hubiera pasado nada.

Pendejito: “La he visto pasar, sí. Iba hacia el Este. Pero sepa, caminante, que su búsqueda es en vano. Ella esta ocupada en otros asuntos. No tiene tiempo para usted”
Cruel Angel: “Cerrá el orto pendejo. Ella me dijo que me amaba, y lo enfatizó con un smilie de un corazoncito al que le practicaban sexo oral. Ella me quiere, y me querrá aun más cuando sepa de las penas que estoy pasando por llegar a ella”
Pendejito: “Estúpido. El amor no es una recompensa; se da y se quita por capricho. Haga lo que quiera, pero antes déme mis tres pesos”
Cruel Angel: “No te doy un carajo”

Mala idea. Volvió a arremeter contra mí. Traté de escapar pero el hijo de puta me mordía los tobillos. Tuve que arrojar las monedas lejos para poder liberarme. El pibe fue a buscar sus tres pesos saltando de viga en viga y desapareció para siempre.

Está foto está tan mal
en tantos aspectos…

Desconcertado por el mal comienzo, se me ocurrió un plan: caer en un pozo depresivo. Jueves interrumpió mi llanto.

Jueves: “Vamos hombre, déjese de embromar que no es para tanto. Vayamos a ver al Oráculo. Él sabrá aconsejarlo”

Lo seguí por una serie de corredores interminables. Los stands a nuestro lado se asemejaban a las celdas de una prisión, solo que sin barrotes y más perjudiciales para la sanidad mental. Vendían toda clase de artilugios extraños del Lejano Oriente; desde anime porno de muñecas, hasta muñecas de anime porno, sin dejar de lado comics, videojuegos, muñequitos, bonsái kittens y mierdas varias. Ya que estaba ahí quise darme el gustito de comprar un coreano, para proyectar en él mis deseos frustrados de convertirme en un power-gamer. Desafortunadamente solo vendían chinos, y esos no sirven porque se mueren rápido.
Llegamos al Oráculo. Algo en él me recordaba a la Esfinge de Tebas. Le pregunté por Arley pero la extraña entidad permaneció inmutable. Supuse que el sonido de tres monedas lo haría reaccionar.

Cruel Angel: (arrojando tres monedas de un peso en la charola a sus pies) “Ea don Oráculo. ¿De casualidad no sabe donde podrá estar Arley?”
El Oráculo seguió inmóvil.
Jueves: “Tal vez tenga que preguntar en verso”
Cruel Angel: “Sabés qué, me estoy empezando a cansar de tus huevadas. A mi ningún hippie me va a decir qué hacer”
Tal vez solo para hacerme la contra, el Oráculo peló una guitarra criolla y empezó a tocar una payada. Sus dedos se movían pero su cara parecía petrificada. Intuí que esperaba que yo preguntase cantando.
Cruel Angel: “No voy a cantar… Bah, qué mierda. Ejem”

Que fácil que es rimar
Verbos en infinitivo,
Mas mi accionar no es lascivo
En este espantoso lugar.
Ya mismo empiezo a payar,
Que la multitud se agrupe.
Por favor todos escuchen:
Aquí les canto mi adagio.
Me acusarán de plagio
Pero por mí que la chupen.

De estar solo me cansé,
Me aburrieron las mentiras.
De porno tengo once gigas
Tirados por el hache-dé.
Los borro solo por ver
Una vez más a mi amada.
Sin ella yo no soy nada
Y por ella canta este hombre
Me dijo Arley su nombre
Me debe una mamada

El Oráculo comenzó a cantar con voz de ultratumba.

Si a Arley quiere encontrar
El flaco que escribe en LIA
Poniendo en riesgo su vida
Un puente ha de cruzar.
Mas no vaya a tropezar
Pues si usté llega a caer
Pondrá su alma a merced
De quien no conoce piedad
Y por tuita la eternidad
Sentirá su cuerpo arder.

¿Qué sale de la cruza de un gótico, un cubre autos
y un accidente con ácido muriático?

Debería haberle prestado más atención al presagio del Oráculo, pero por alguna razón encontré más interesante ver a este flaco relojeandole el tobul a Robin.
Por lo poco que entendí de lo que me explicó Jueves, para encontrar a Arley tendría que atravesar un puente y superar un peligro. No tuvimos mucho tiempo para pensar, pues en uno de los tantos giros sin rumbo nos topamos con el Coro de los Fotologueros.

Cruel Angel: “¿Quienes?”
Jueves: “El Coro de los Fotologueros. Apúrese o ya no podrá escapar y lo convertirán en uno de ellos”

Jueves los esquivó al trote en el último segundo. Yo, en cambio, quedé atrapado. Me rodearon y se me abalanzaron. Hablaban todos rápido y a la vez en un lenguaje inentendible si se los escuchaba de a uno. Pero si se prestaba atención al conjunto de voces podían comprenderse con claridad esos horrendos versos.

@ltern@s: “SH en vez de doble ele”
Góticos: “Letras K en vez de Q y C”
Hip-hoperos: “Aternamos mayuscula y minúscula”
Sk8ers: “Letras fluorecentes tendrás que leer”
Cam Whores: “Copypaste. Copypaste. Acá nada es original”
Todos: “¡Lo podrás cerrar pero nunca escapar porque antes tenés que firmar!”

@ltern@s: “Letras de Miranda, ositos de felpa, hellokitties con pines atrás”
Góticos: “Lágrimas de sangre, rosas, cuervos, tumbas y poemas escritos con K”
Hip-hoperos: “Camperas de Adidas, calzado de Fila y fotos del rey Eminém”
Sk8ers: “Graffitis extraños, canciones de Avril y todo lo que sea ‘extrém’”
Cam Whores: “Collages mal hechos, amores inciertos y fotos de mi en Pinamar”
Todos: “¡Podrás intentar mas nunca olvidar porque antes tenés que firmar!”

Todos: “Unite, sumate, copiate, se único, se uno más. Somos todos bien diferentes tratando de ser siempre el mismo el negro el blanco el original. No me importa ser estereotipo fantasías de Narciso vos tan solo firmá. Firmá. ¡Firmá!… Y de paso agreganos a la F-list”

Me creí condenando. Lo que sentí en ese momento era mucho peor que la agonía de la muerte. Sentía… deseos de escribir con K… Pero en un espasmódico rush de lucidez volví en mi, extraje de mi bragueta mágica el CD de Babasónicos que llevo siempre conmigo solo para emergencias y lo arrojé a los pies de la masa amorfa de floggers. Inmediatamente después estalló una gran pelea entre los que amaban a la banda y los que la odiaban. Aproveché la confusión para escabullirme entre sus piernas, no sin antes captar un par de upskirts de las Cam Whores que de ninguna manera pienso compartir con ustedes. Minutos o tal vez horas más tarde llegamos a un extenso corredor casi desierto, excepto por un generoso grupo de gente en la mitad.

Jueves: “¡Es aquí¡ El Oráculo hablaba en metáfora. Por puente se refería a este pasillo. Mire allí, en el otro extremo, hay una dama de blanco. Seguramente ella le conducirá a donde está Arley”
Cruel Angel: “No puede ser tan fácil. Tiene que haber una trampa”
Jueves: “La hay. Observe ese gran cúmulo de gente en la mitad del pasillo. En uno de los stands se encuentra La Perra del Body Painting. Es la mujer más hermosa del mundo y también es el diablo. Se encuentra desnuda dentro de ese stand, siendo pintada a una velocidad innecesariamente lenta. A eso se refería el Oráculo con no tropezar: el que la ve desaparece para siempre, y es imposible no mirarla”
Cruel Angel: “Qué conveniente que sepas tanto de todo, eh”
Jueves: “Soy un jodido Deus Ex Machina, no moleste… Vamos, yo lo seguiré”

Juntos comenzamos a recorrer el pasillo. Con cada paso que daba, el rumor crecía más y más hasta volverse griterío. Decenas de espectadores con masivas erecciones fingían estar presenciando la creación de una obra de arte mientras contemplaban las partes privadas de la hermosa mujer. Pasaron los segundos. Comencé a dudar de mis fuerzas, mis piernas temblaban. Mi corazón latía frenéticamente y mis ojos se desviaban solos hacia la izquierda. La Perra del Body Painting me estaba llamando. Tengo que acudir. Tengo que verla. Tan solo un poquito… ¡No! Fuerza men, seguí caminando. Cuando llegues a casa ves ese video que guardás solo para emergencias, “World’s Best Handjob EVER.avi”. Con eso te desquitás. No pienses en esa mina, pensá en… no se, el amor. El amor es más fuerte. ¡El amor es más fuerte! Uhm, en esa película aparece Fernán Mirás en bolas. Dios mío, yo tenía como 12 años cuando la vi, no merecía ver eso. Si, fue eso lo que me cagó la vida y transformó en lo que soy ahora… Aparte el final era cualquiera. Nunca lo entendí. A ver si este sabe.

Cruel Angel: “Che Jueves, sabés que estoy teniendo un flashback así re loco con Tango Feroz… ¿Jueves?”
Jueves: “Lo siento señor. Le he fallado”
Cruel Angel: “Daaa dejate de joder que falta poco. No me dejés solo en esta”
Jueves: “¿En cuál?”
Cruel Angel: “¡En esta!”
Jueves: “Perdón, pero es más fuerte que yo”
Nos detuvimos a mitad del camino. La Perra del Body Painting a escasos metros de mí y yo con la vista clavada en la nada.
Jueves: “Usted puede hacerlo. Vaya y encuentre su amor. Yo debo ver ese par de tetas. Adiós, Rodrigo”
Cruel Angel: “Adiós… erhm, olvidé tu nombre. Boh, cyas”

A punto de quebrarme física y espiritualmente, seguí caminando. Las últimas palabras de Jueves que pude oír fueron “¡pero que hija de puta, no podés tener ese orto, yeguón!” , y tras eso el sonido que produce una persona al morir de combustión espontánea. Lo conozco, hablaban de eso en el Discovery el otro día.
Una eternidad más tarde llegué hacia la dama de blanco.

Dama de blanco: “Hola, ¿estás para el cosplay?”
Cruel Angel: “¿Qué es eso?”
Dama de blanco: “Un evento donde te disfrazás de un personaje de anime y desfilás en una pasarela ante el publico. Salís en varias revistas si lo hacés. ¿Querés anotarte?”
Cruel Angel: “¡Jesucristo, no! Estoy buscando a Arley. Sabe donde puedo encontrarla”
Dama de blanco: “¿A aquella chica?”
Señaló a una mujer disfrazada de Harleequeen. Estaba entrando a la sala de cosplay y no llegó a verme.
Cruel Angel: “¡Es ella! Tengo que irme. Adiós”
Dama de blanco: “Esperá, la inscripción cuesta tres pesos. Si tenés monedas, mejor”

Le puse los tres pesos en la mano y corrí tras Arley. Sin embargo, y contra todo pronóstico, el patovica de seguridad me bloqueó la entrada argumentando que “no [podía] participar en un concurso de disfraces si no [tenía] disfraz, pelotudo de mierda”. Recurrí a mi ingenio para intentar persuadirlo.

Cruel Angel: “¡Detrás tuyo, un mono de tres cabezas!”
Patova: “Estamos en una convención freak. Eso me lo dijeron ocho veces hoy”
Cruel Angel: “El amor de mi vida se esconde tras la cortina número uno. Dejame pasar, porfi porfi, porfi, porfi… porfi”
Patova: “Me pagan demasiado poco como para que me importe. La cosa es así, sin disfraz no pasás”
Cruel Angel: “Pero si yo estoy disfrazado. De… comediante frustrado, uhm, que cuando se moja con agua se transforma en zinc y, erhm, combate a las novias y tiene un crimen y, estem, vuela en un Fiat 147. Con GNC. Del futuro. En el espacio. Con Jessica Alba”
Inexplicablemente el patovica dudó de mi descripción.
Cruel Angel: “Peeeero en mi tiempo libre, o sea ahora, soy nada más ni nada menos que el flaco nuevo que escribe para LIA”
El patovica me pegó un rodillazo al hígado.
Patova: “El mejor disfraz que vi hoy. Dame los tres pesos del soborno y pasá”
Cruel Angel: (con un hilo de voz) “… Gracias…”

Tengo la obligación moral de publicar esta foto

Allí estaba, en el escenario, luciendo su disfraz de payaso demente. ¡Por fin, ya nada ni nadie impediría que llegue a ella! Excepto el negro kabeza que apareció de la absoluta nada, me pidió un peso pa’la birra, me cortó con el culo de una Quilmes de litro y desapareció en una nube de polvo faérico. Pero ya superado el obstáculo arremetí de nuevo hacia Arley. Veloz como un rayo dopado en Speed con vodka tras la tercera pastilla de éxtasis bailando al ritmo de un uniforme e interminable pitido de baja frecuencia subí al escenario, tome a mi amada por la espalda, la di vuelta cual muñeca brava y le puse el beso más apasionado, romántico y kawaii que haya dado en toda mi vida o al menos en los últimos quince minutos.
La muchedumbre estalló en euforia. Los jueces se secaban las lágrimas de la emoción, los fotógrafos de revistas freak quemaban sus rollos sacándonos fotos, el Señor Intendente de la Municipalidad de Buenos Aires Anibal Ibarra me tendió la mano, me hizo un “osooo” y escapó en un monociclo. Brillantina, papel picado y agua bendita caían del cielo, y ella, con una sonrisa iluminando su rostro me dijo

Arley: “Holish. Savia q hibas a benir (L)”
Cruel Angel: “Hija de puta, hasta HABLÁS con faltas de ortografía. Callate y besame”

Ahh el amor. Valió la pena pasar por todo ese dolor para poder tenerla ahora. Para poder sentir su dulce aliento, su frágil cuerpo, sus tímidas manos acariciándome el cabello, su creciente bulto entre sus piernas… Wait. ¡Las mujeres no tienen crecientes bultos entre las piernas!

Cruel Angel: (despegándose) “¡Dios santo, decime que eso es el celular y te están llamando!”
Arley: “Q cosha desish? Nu te tendo. :P”
Cruel Angel: (quitándole la capucha) “¡Pe- Pero vos sos un pibe!… Parte de mí siempre quiso decir esa frase alguna vez en mi vida”
Arley: “Uy, me deskubristes ^_^”

Realmente no quiero entrar en detalles sobre la escena que vino después; principalmente porque la van a ver en todas las revistas del ambiente. Solo digamos que cuando terminaron las convulsiones me puse de pie, aclaré mi garganta e improvisé una canción

Cruel Angel:
La encontré,
Que más da,
A un alterno me vengo a apretar.

Se esfumaron acá
Mis sueños de bañar el sogán

Por mi ciega pasión
Es que hoy pierdo yo la razón

Arley:
Besás lindo bombón.
Para mi que en el fondo kabió.

Cruel Angel:
Se acabó.
Me cansé.
Ya me voy.

Arley:
Que se yo,
Mepa que
Te gustó

Cruel Angel:
Ahora si, me re fui

Arley:
No se aleje tanto mi amor…
Cuente los pesos que ha gastado
En esta expo del horror

Cruel Angel:
Supongo que algo habrá sobrado…

Negro Kabeza, materializándose de nuevo:
Solo el pesito que me dio

Cruel Angel:
¡No puede ser!
¡Ay que huevón!

Arley:
Yo soy tu chica.
Va anocheciendo.
Tengo una cita con vos…

Trágica ironía. Una vez más me veo acosado por la tragedia. Afuera están cayendo soretes de punta y yo me gasté todas las monedas pal bondi. ¿Tendría que pasar el resto de mis días en este antro de vicio y depravación? Ok, el cyber que atiendo es también un antro de vicio y depravación, pero al menos no hay tantos freaks disfrazados y la falopa que se vende deja una comisión para la casa.
No. Tenía que salir de Megacomics cueste lo que cueste. No importaba el precio si lo que estaba en juega era mi ya de por si frágil sanidad mental.

Arley: (volviendo a hablar con faltas ortográficas, vaya uno a saber cómo) “Vistesh lindo, vas a tener q kedarte kommigo aka, y dps vas a venish a jugar Pump It Up con nosotros, por los shiglosh de los shiglosh, hashta q la mishma muerte feneshka”
Acudí a mi estrategia usual en estos casos.
Cruel Angel: “Prestame un peso porfis, porfis, porfis, porfis… porfis”
Arley: “T lo doi kon una condision :)”
Cruel Angel: “¿Cuál?”
Arley: “Beni pal fondo q t ecspliko ;)”

Y sí, el amor es un dolor de culo. Literalmente. Pero más allá de todo lo que paso ese día, al menos puedo darme el lujo de haber vivido para contar la historia. Supongo que tras un doloroso proceso de rehabilitación voy a poder volver a caminar erguido, y los traumas psicológicos ya se irán a su tiempo. Se puedo superar cualquier problema con las pomadas adecuadas.

En otro orden de cosas, he notado la presencia de fragmentos de conversaciones de MSN en los últimos updates (lo que en el ambiente llamamos “levantadores automáticos de updates”). Para no ser menos:

Cruel Angel dice: che Lup
Cruel Angel dice: que me dirías si te digo que me comí a un flaco disfrazado de payaso delante de doscientas personas a cambio de unas monedas para el bondi?
Lupine Wolf dice: Bienvenido a No Admitir. Poblacion: Vos.
Lupine Wolf aparece como desconectado y puede que no conteste.

7 Responses to “Lo que me costó el amor de Arley”

  1. Manhattan BeachRealtor

    Lo que me costó el amor de Arley « La Internet Apesta

  2. Harbor CityRealtor

    Lo que me costó el amor de Arley « La Internet Apesta

  3. […] Lo que me costó el amor de Arley « La Internet Apesta […]

  4. FherchuPomelo FherchuPomelo says:

    Jajaj la respuesta de Lupine mata!! xD

  5. luthien81 says:

    Excelente! te re quedó como el de Dolina jajajaja

  6. kurtlander says:

    jajaja el amor si que es duro jajaaja

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.