6 votes, average: 4.33 out of 56 votes, average: 4.33 out of 56 votes, average: 4.33 out of 56 votes, average: 4.33 out of 56 votes, average: 4.33 out of 5 (6 votes, average: 4.33 out of 5)
You need to be a registered member to rate this post.
Loading...
Lupine

Cuentos de hadas para ti!

by Lupine

Hoooola mis pequeños, mis purretes, mis querubines, mis amoniacos, estoy aquí para hacerlos entrar en un maravilloso mundo de ensueño, lleno de colores y fantasía. Como muchos de ustedes entran aquí antes de irse a dormir, que mejor que un poco de La Somnolencia Dulce, o LSD para acortar. Ahora metanse en la camita, tomen esta pastillita, y escuchen mis dulces palabras de fumador crónico mientras les relato los clásicos.

Caperucita y el Lobo:

“Una tararira asi
de grande!!”

Había una vez en Wilde una niña, de roja caperuza y dorados cabellos, que se dirigía a encontrarse con su abuelita. Se tomo el 130, camino por los bosques de Palermo y finalmente llego a la choza de su abuelita, pero al entrar, un lobo feroz se encontraba disfrazado de anciana, tendido en la cama.

Caperucita: “Hola Abuela!” (A la niña le faltaban 3 jugadores, el técnico y los aguateros)
Lobo: “Eh? Ah eh… hola… niña! Tanto tiempo… no?”
Caperucita: “Abuelita… que ojos grandes que tienes!”
Lobo: “Son cataratas niña, veo menos que Stevie Wonder en la niebla”
Caperucita: “Abuelita… que orejas grandes que tienes! Y puntiagudas!!”
Lobo: “Seh… es que… vengo de una convención de Star Trek, yo fui de Spock”
Caperucita: “Abuela… no tenés un alicate? Mira como tenés las uñas!”
Lobo: “Porque no te vas un poco a la con… a la cocina, que seguramente ahí esta el alicate”
Caperucita: “Ya te lo alcanzo” (Caperucita se va a la cocina)
Lobo: (“De donde salio esta pendeja? Nadie le aviso que la vieja se mando a mudar hace un mes? Si se aviva que soy un okupa estoy listo… menos mal que me puse el camisón que encontré debajo de la cama”)
Caperucita: (volviendo) “Acá esta… abuela… eso… es una cola?”
Lobo: “Eh… oia! Mira! Que loco, debe ser la hemorroide nena, a mi edad, estas cosas pasan. Ayer por el parkinson me salio un hocico”

Eventualmente Caperucita y el Lobo se fueron haciendo amigos, el Lobo aprendió a quererla y Caperucita jamás se dio cuenta que la abuela se había ido a camboriú a pasar los últimos años de su vida colgada de un negro. Y colorin colorado, son dos tipos de rojo.

Los 3 chanchitos.

“Felicitaciones, es…
un horror.”

Había una vez tres chanchitos: Alfredo, Gerardo y Gustavo. Gustavo y Gerardo eran dos vagos de cuarta, mientras que Alfredo era guarda de tren y tenia sus propios ingresos. Alfredo tenia una casa de ladrillos, Gerardo una casa de madera, y Gustavo de paja.

Un día llego el Lobo y los chanchitos al verlo corrieron a sus casas. El Lobo se acerco a la casa de paja y grito “Soplare y soplare, y tirare tu casa abajo!”. El Lobo se puso a soplar, con dos dedos dentro de la boca, en lo que se llama “chiflar”. De esta manera apareció su amigo el Topo Bermúdez, que llego con un Buldózer y le tiro la casa a la mierda.

Gustavo salio corriendo hacia la casa de madera. El Lobo se acerco y dijo “Soplare y soplare, y tirare tu casa abajo!”. Chifló y el Topo Bermúdez procedió a hacer lo mismo, casi aplastando a los dos chanchitos que salieron corriendo en dirección de la casa de Alfredo. El Lobo se acerco y se canso de gritar como un boludo, con lo cual el Topo les demolió la casa, el Lobo atrapo a los cerdos, los preparo con papas noisette y hasta le llevo un poco a Caperucita. Moraleja: Contrata seguridad privada porque la calle esta jodidísima.

La bella durmiente:

“Sisi, asi de grande era”

Había una vez una niña increíblemente bella. El príncipe Ricardo, cuando la vio un día en el pueblo mientras iba a Parque Centenario a comprar CDs piratas, le dijo a su cortejo “Oh! Averiguadme el nombre de esa niña y con cautela asegúrenme su dirección”. Su cortejo tiro un par de billetes y le dijeron que su nombre era Rebecca. “Oh! Rebecca! Su nombre resuena como un resplandor en el firmamento! Oh! Pero es tan joven! Que hacer para que nadie la emperne hasta que sea mayor y no me meta en quilombos?” – pensaba el joven príncipe, que decía Oh a cada rato porque se había lesionado la gamba en un amistoso.

Fue así que contrato una bruja para que le diera una poción que mantendría a la joven Rebecca en un coma 4 hasta cumplir los 18, en cuyo momento el príncipe la podría cepillar sin quibombos legales y sabiendo que nadie la había tocado hasta el momento. Rebecca comió la manzana y 6 años mas tarde, el príncipe la despertó de un beso. Ella abrió los ojos, miro al príncipe y le dijo “¿Eres tu, el príncipe azul que yo soñé?” a lo cual el príncipe no dijo nada porque al oler el aliento de la princesa después de dormir por 72 meses se cayo de bruces al piso y vomitó tres órganos vitales.

La princesa, atónita, trato de levantarse pero en ese momento le agarro un calambre en cada uno de sus músculos, cayendo al suelo y desnucándose en el proceso. Al menos no tuvo tiempo de darse cuenta que el Lobo, que era amigo del encargado de limpieza del castillo, le había limado el buje durante todo el tiempo que durmió.

El gato con botas

Esta es la historia de un traba de la zona roja, pero no me la sé así que la salteo. Hablando de trolas, que alguien me diga de donde saca Paquete las pendejas que postea en nuestro foro.

El jardin de un hombre
muy, muy solo.

Blancanieves y los 7 enanos

Había otra vez una reina muy vanidosa que se había levantado el culo, agregado siliconas y hecho lipoescultura láser. Todas las noches le preguntaba al espejaime “Espejito, quien esta mas buena que un feriado?” Y el espejo le decía “Vo, yegua”. Un fatal día, la reina le pregunto “Espejito espejito, quien es la mas hermosa?” y el espejo contestole “Desde que cumplió 18, Blancanieves… solo dije el nombre y ya me vine en seco”.

La reina enfurecida mando a matar a la supuesta belleza, pidiendo su corazón como prueba del asesinato. El asesino contratado la llevo al bosque y ante las plegarias de Blancanieves le dijo “Bueno, un pete y nos olvidamos del asunto”. Hecho el fellatio, el asesino paso por el mercado central y compro un corazón, un cuarto de res y unos chinchulines, los que mostrole a la reina para probarle que había cumplido.

Blancanieves mientras tanto quedo perdida en el bosque hasta que la encontraron los 7 enanos: Alf, Willow, Gimli, el enano de Olmedo, Jorge Guinzburg, Danny Devito y Debito Automatico. Juntos la acogieron en su hogar, y no voy a hacer el chiste boludo que están pensando en este momento. El mío es humor inteligente, viejo.

La Reina, cuando terminó la parrillada, le pregunto al espejo lo de siempre “Y quien va a ser, Blancanieves!”. “Pero si esta muerta!” dijo la Reina, a lo cual el espejo contesto “Que va a estar muerta, esta bien viva y en este momento la estoy viendo mientras se ducha”.”Decidme donde vive, me encargaré personalmente” contesto la Reina y el espejo concluyó “Bueno, ahora te faxeo la dirección pero ahora alcanzame una toalla que se me exploto un cartucho”

Un petiso.

La Reina se disfrazo de vieja pordiosera y se acerco a la casa de los enanos, que se habían ido a laburar, haciéndose pasar por una pobre anciana indefensa vendiendo boludeces para vivir. Blancanieves se enterneció y le compró una Filcar, pero estaba encantada y si no fuera porque los enanos llegaron justo a tiempo cuando estaba por revisar el recorrido de la línea D, no hubiera contado el cuento. “Nena, aca no hay subtes, es el bosque esto, a ver si te pones media pila y te das cuenta que es la reina que te quiere matar. Te podes dejar de meterte en quilombos?”. Blancanieves estaba compungida y se puso en cuatro patas, pidiendo perdon. Los enanos la rodearon y la abrazaron, perdonándola. No, no se la garcharon manga de pajeros, siete petisos con una nutria hasta el suelo y quieren que la remache? Son unos degenerados.

La Reina no se daba por vencida, y volvió haciéndose pasar por un niño ucraniano tocando el acordeón. Blancanieves le tiro unas monedas y el niño le ofreció una manzana, la cual Blancanieves mordió y cayo en un eterno sueño. Cuando llegaron los enanos dijeron “Esta mina se pasa de tarada” y cansados de tanta historia, la pintaron de blanco y la pusieron a laburar de estatua viviente en Lavalle y Florida. Y así pasaron los años, los enanos hicieron unos mangos, la Reina murió en el quirófano cuando le iban a poner helio en las gomas y el Lobo, al cual le habían cagado la joda cuando despertaron a la bella durmiente, se movió a Blancanieves por siempre.

Y bueh… cuando Lupine Wolf escribe, el lobo siempre gana.

6 Responses to “Cuentos de hadas para ti!”

  1. Quiropraxia1 says:

    Quiropraxia1

    Cuentos de hadas para ti! « La Internet Apesta

  2. […] Cuentos de hadas para ti! « La Internet Apesta […]

  3. Barby says:

    Te amoo Lupine!! Sos un genioo =)

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.